EL GANADERO MERINO RECOGIÓ EL IX TROFEO MURCIÉLAGO DE RIBAFORADA

Los premiados juntos a representantes de Casta Ribera y pastores del encierro de Pamplona.

Los premiados juntos a representantes de Casta Ribera y pastores del encierro de Pamplona.

El premio al mejor Encierro del Barranco fue a parar, por segundo año consecutivo, al criador de bravo aragonés José Antonio Murillo, de Tauste.

La peña taurina Casta Ribera de Ribaforada entregó el viernes pasado el IX Trofeo Murciélago al hierro de Merino, de Marcilla, como mejor ganadería de los festejos de las pasadas fiestas de San Bartolomé.

El premio, un cuadro que representa una suerte de muleta, fue recogido por Manuel Merino, quien ya lo había conquistado hace dos años. El criador de bravo mostró su sincero agradecimiento. “Para nosotros, recibir esta distinción supone una gran satisfacción, ya que es una recompensa al trabajo realizado durante todo el año”, declaró Merino, que estuvo acompañado por su esposa, Nuria Torralba, y por su tío, Enrique Merino.

Por otro lado, José Antonio Murillo, ganadero de Tauste, recogió el trofeo al mejor Desencajonamiento del Barranco, galardón promovido por el restaurante Zona Centro, que ganó también el año pasado. “En Ribaforada intentamos hacer un encierro que ofrezca espectáculo, acorde con los gustos de este público; un gusto que conocemos bien ya que, desde 1982, excepción hecha de año, no hemos faltado a esta cita navarra”, explicó el aragonés.

Para conseguir este galardón, Merino tuvo que competir en las citadas fiestas con las ganaderías Casta Murchantina, José Antonio Murillo, de Tauste, Ustárroz, de Arguedas, Hermanos Magallón, de Fustiñana y José Arriazu, de Ablitas,

La gala, que reunió en el ayuntamiento a un centenar de aficionados, comenzó con una charla coloquio a cargo de Víctor Navas, Miguel Araiz ‘Rastrojo’ y Miguel Reta, todos ellos pastores de los encierros de San Fermín.

Plausible labor

La peña Casta Ribera se creó en Ribaforada en abril de 2006 con el objetivo de fomentar la cultura, de llevar a cabo actividades relacionadas con el ganado bravo y, sobre todo, de “potenciar la tolerancia y las relaciones humanas”, como consta en su acta funcional.

El Trofeo Murciélago, en su primera edición, recayó en la ganadería de Enrique Domínguez, de Funes. En 2007, el afortunado fue Santos Zapatería, de Valtierra. En 2008 y 2010 fue a parar a Hermanos Murillo Conde, de la zaragozana Tauste; en 2009 lo recogió el veterano José Arriazu, de Ablitas; en 2011 y 2013, cayó en manos de los hermanos Ustárroz, de Arguedas. Y en 2012, en el mismo ganadero de Marcilla que en la presente edición.

Con este trofeo la citada entidad taurina pretende recordar a uno de los toros más bravos de Casta Navarra, un toro de la ganadería tudelana de Pérez de Laborda, lidiado a nombre de Joaquín del Val, criador aragonés que compró esta mítica vacada navarra.

Murciélago fue lidiado, ya de cinqueño, el 5 de octubre de 1879, en la plaza de Córdoba por Rafael Molina “Lagartijo”. Su gran bravura le hizo merecedor del indulto. Por ello, el diestro citado se lo regaló a Miura. El mítico ganadero lo cruzó con una treintena de vacas y por tanto fue ese toro el que dejó sangre navarra en la mítica ganadería sevillana.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.