EL BANDERILLERO PABLO SAUGAR ‘PIRRI’ DERROCHÓ ORGULLO TORERO EN EL CLUB TAURINO DE PAMPLONA

Pablo Saugar `Pirri' junto a Juan Ignacio Ganuza, en un momento de la charla del jueves

Pablo Saugar `Pirri’ junto a Juan Ignacio Ganuza, en un momento de la charla del jueves. Fotografía: Miguel Monreal.

Para el prestigioso hombre de plata, el parámetro de mayor peligro de un torero para el torero es su movilidad.

Pirri honró ayer al Club Taurino de Pamplona con el paseíllo inaugural de los Jueves Taurinos 2019. Los socios y simpatizantes del club respondieron a la cita con el gran torero de plata que es Pablo Saugar, con las sillas del salón y el gallinero del fondo repletos. Entre el público se contaban los doctores Hidalgo y Ciga, equipo quirúrgico que intervino al citado banderillero tras la terrible cornada que sufrió en Pamplona el 9 de julio de 2017.

Sus palabras fueron inteligentemente justas. Ni una más ni una menos. Se presentó sin extensiones superfluas, como un hombre nacido para ser torero. En el colegio, la psicóloga descubrió que no pensaba en otra cosa más que en vestir el traje de torero. Tras su aprendizaje de la mano de su familia torera y de sus maestros en Tauromaquia, vino la valentía y el dolor de las caídas en la arena. La madurez no le hizo desistir de hacer el paseíllo vestido de torero y entró a ocupar el lugar especial de los grandes banderilleros.

A la torista afición de Pamplona le relató que los toros son muy diferentes unos de otros y que el parámetro de mayor peligro para el torero es su movilidad. El mundo del toro, según su palabra, no es un juego; es una vida tan dura como bonita. Como colofón, aseguró que todo le ha merecido la pena por el orgullo de vestirse de torero.

Extracto de la crónica publicada en la página web del Club Taurino de Pamplona.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.