JUAN IGNACIO GANUZA: “SI NO ENTRA GENTE NUEVA, LA VIDA DEL CLUB TAURINO NO SERÁ LARGA”

Los socios del Club Taurino de Pamplona en los Carmelitas Descalzos después de la tradicional misa.

Los socios del Club Taurino de Pamplona en los Carmelitas Descalzos después de la tradicional misa.

El presidente de esta entidad pamplonesa, fundada en 1948, volverá a presentarse a las elecciones del próximo mes.

El Club Taurino de Pamplona, fundado en 1948, celebró ayer su tradicional fiesta anual, que se completó con una misa y una comida de hermandad, en las que particiapron alrededor de un centenar de socios; y lo hizo como lo lleva conmemorando durante décadas, siempre el primer domingo después de la Epifanía.

La jornada comenzó con una Eucaristía, oficiada en la iglesia de los Carmelitas Descalzos y concelebrada al alimón por el prior de esta orden, padre Jesús Murillo, y el capellán de la entidad taurina, padre Francisco Azcona, quienes recordaron a los socios fallecidos durante el pasado año.

Posteriormente, los aficionados disfrutaron de una comida en los locales de la entidad y de los consiguientes bailables, que pusieron el punto final a una fiesta que ayer cumplió sus cincuenta y ocho años, más de medio siglo de existencia ininterrumpida en una entidad que celebrará en febrero su junta general y elecciones a la presidencia.

Para Juan Ignacio Ganuza, que cerrará el próximo mes su primer mandato, fue su segunda fiesta como presidente.

–          ¿Disfrutará de una tercera fiesta como presidente de esta entidad?

–          Sí no presenta nadie, sí, porque yo, y mi equipo, volveremos a ser candidatos.

–          ¿Se conoce ya si en febrero habrá más candidaturas a la presidencia?

–          De momento, nadie ha dicho nada. Hemos puesto en el tablón de anuncios los requisitos que hacen falta para optar a la presidencia pero a mí nadie me ha preguntado ni me ha llegado el rumor de algún nombre.

–          ¿Qué balance hace de su mandato?

–          Positivo, pese a que hemos tenido un problema económico grave, que nos ha impedido realizar actividades. Ante otras, la respuesta del socio ha fallado porque el horno no está para bollos. Es comprensible.

–          La herida económica de la crisis, ¿ha cicatrizado ya?

–          Posiblemente, sí. Todo el que se iba a dar de baja por problemas económicos ya lo ha hecho. Además, hemos renegociado el crédito, la deuda, y creo que así vamos poder seguir adelante, que este año vamos a disfrutar de cierto desahogo económico.

–          Indique lo mejor y lo peor de su gestión.

–          En el lado positivo, dentro de lo que hemos hecho, hemos conseguido abaratar los precios. En el negativo, que mucha gente, por su situación económica, no ha podido responder a varias actividades, como viajes que hemos puesto en marcha y que no han tenido la suficiente respuesta.

–          San Fermín aparte, ¿echa en falta mayor actividad taurina en Pamplona durante el año?

–          Sí, claro, pero, con la que está cayendo, ¿quién se atreve a poner ahora algo en marcha, a organizar algún tipo de festejo? Incluso en San Fermín, ha habido entradas en las taquillas, cosa que no pasaba desde hace muchos años.

–          ¿Le augura larga vida al Club Taurino de Pamplona?

–          Si no entra gente nueva, me temo que… Y lo mismo ocurre con otras entidades. La gente joven no tiene el tema asociativo muy claro en la cabeza. Las sociedades deportivas, las gastronómicas… están pasando asimismo lo suyo.

–          ¿Tiene planes a corto plazo para esta entidad?

–          Sí, porque este año vamos a estar mejor económicamente. Quiero ampliar la oferta. La nueva web ya está en marcha. Y voy a retomar el tema de las jornadas, de las conferencias, charlas y demás, para que así la gente acuda más al club.

–          Cambiando de tercio, ¿cuál es el asunto que más le preocupa de la situación actual del mundo del toro?

–          El enemigo está dentro de este mundo. El peligro está en los que se llevan la pasta sin ponerse delante del toro; concretamente, en esa figura de empresario-apoderado-ganadero; ése es el gran problema, el que se está cargando la Fiesta.

–          ¿Volverán a celebrarse corridas de toros en Cataluña?

–          No lo sé. Es una cuestión política. Si no mandan los nacionalistas, volverá a haber toros. Si no, no.

–          ¿Qué opinión le merece, en conjunto, el plantel ganadero para la Feria del Toro de este año?

Bien, excepto una o dos ganaderías. La contratación de Garcigrande, por ejemplo, no me convence. Se tenía que haber aprovechado el fracaso de la pasada feria para haber hecho, una depuración, una remodelación mayor de ganaderías. En la Feria del Toro, debe haber mucha más variedad de encastes.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.