JOSÉ MARÍA MARCO: “HEMOS VISTO MEJORES FERIAS, PERO LA PASADA NO HA SIDO LA PEOR DEL SIGLO XXI”

José María Marco, presidente de la comisión taurina de la Casa de Misericordia desde 1993. Fotografía: Jesús Garzarón.

El presidente de la Comisión Taurina de la Casa de Misericordia analiza la pasada Feria del Toro en todos sus aspectos. Reconoce que ha bajado la presentación de dos corridas y destaca el mejor comportamiento de las peñas a lo largo del ciclo taurino.

Terminada la feria, ¿cómo ha lidiado la crisis la empresa de la Feria del Toro?

-Desde un punto de vista económico, de una manera muy satisfactoria. Se ha vendido todo el abono, el 90% del aforo. Estamos encantados, pues la crisis es un monstruo que nos está amenazando a todos.  Los días 6,7, 8 y 9 de julio se colgó el cartel de “no hay billetes”. El resto de los días han sobrado localidades, de andanada fundamentalmente, pero de manera poco significativa teniendo en cuenta el total de la plaza. Es para estar satisfechos en esta situación de crisis.

¿Cómo han sido los beneficios obtenidos? ¿Mayores, menores, similares a los del año pasado?

-Son similares a los del año pasado, aunque hablamos todavía de resultados provisionales. Casi idénticos.

¿Y a cuánto ascienden?

-No me gusta hablar de cifras. Además, como ya he dicho, no están cerradas las cuentas todavía. Los resultados son provisionales.

Un aspecto polémico sigue siendo el de la retransmisión del encierro en la plaza de toros por parte de TVE. En este sentido, el año pasado hablaba de 300.000 euros de pérdida para la Casa de Misericordia. Este año, el tema también ha estado tenso. Explique el proceso para que los ciudadanos lo entiendan y aporte también la solución, si es que la tiene.

-Históricamente, desde que se comenzaron a retransmitir los encierros, allá por el 1982, la cantidad que pagaba la televisión pública era para compensar el déficit de entradas, la menor venta por la presencia de las cámaras, por la retransmisión. No hay que olvidar que antes iba mucha más gente al encierro. Luego comenzó a bajar. A la Casa de Misericordia le cuesta un montón el encierro: toros, vallado, carpinteros, cabestros, pastores, dobladores, seguros… Es decir, tiene unos gastos muy importantes. Así estuvimos oscilando mucho tiempo, con altas y bajas, hasta que contratamos a Canal Plus la retransmisión del encierro. Pero en los dos últimos años, TVE ha entrado en la plaza sin pagar ni un solo euro. Sólo buscamos la compensación de costes del encierro. Algún día esto lo tendremos que solucionar de una manera definitiva,  llegando a un acuerdo económico con la televisión que lo retransmita. Sacar la retransmisión del encierro a concurso sería otra posibilidad.

Los rumores apuntan a que muchas personas no han renovado el abono, a que lo han dejado. ¿Es cierto?

-No, se ha renovado todo. Sólo han quedado los picos, algunos sueltos. Es incierto tal rumor.

En cualquier caso, se notaba que sobraba papel en las calles, antes de cada festejo.

-Claro, la crisis se nota en la segunda transmisión de los abonos, en la gente que coge el abono para venderlo, pero no en la primera. En esa segunda transmisión, sí se ha podido notar, pero no en la originaria.

¿Ha estado de vacaciones forzosas la reventa?

-No lo sé. Como he indicado, la crisis se nota en las segundas transmisiones, lo que puede ser negativo para la reventa. Pero, realmente, lo desconozco.

Algunos días ha asomado el cemento en la parte más alta de andanada. ¿Es un síntoma de que la Feria del Toro vive horas bajas?

-El cemento que se ha notado ha sido similar al del año pasado. Es muy pequeña la zona y más en una plaza de 20.000 personas. Ese cemento se ha visto en el segundo tramo de la feria, a partir del domingo. Es un síntoma más de la crisis. Pero no vender 200 de las 20.000 entradas tampoco es muy significativo. Aunque a todos nos toca algo y hay que tenerlo en cuenta.

¿Se ha planteado la comisión taurina tomar medidas, iniciativas, para poner freno a esa peligrosa aparición del cemento?

-La medida más drástica y oportuna ha sido la congelación de los precios de las entradas desde 2008, durante los últimos cinco años. La subida del IVA del año pasado también la hemos asumido. A grandes males, grandes remedios. Era una medida que teníamos que tomar. El horno no está para bollos. Hay que incentivar a la gente en este sentido.

¿Qué le pareció el comportamiento de cierta parte de las peñas el 8 de julio, cuando David Mora intentaba matar al sexto toro?

-Hubo un lío grande. Los insultos no sé a quién iban dirigidos, si al torero o a los lanzadores de objetos. De todos modos, este año, la actitud de las peñas ha sido muy positiva en el último tercio: ha habido menos ruido y se le ha dado un margen de confianza al torero. Se ha oído menos música durante la faena de muleta. El suceso, en cualquier caso, fue lamentable.

¿Se reunió la comisión taurina con las peñas después de ese penoso incidente?

-Siempre tenemos reuniones, antes, durante y después de la feria. Sí la tuvimos después de ese 8 de julio y se adoptó otro criterio que ha sido muy positivo para el desarrollo de las corridas de toros. Fue lamentable también el lanzamiento de objetos, de líquidos, desde la andanada 10 y 14. Aquí también hay gente aficionada y con ella vamos a trabajar para mejorar este aspecto.

¿Se deben tomar medidas ya o habrá que esperar a lamentar algún trágico episodio?

-Se mantienen reuniones con las peñas y en años anteriores también con aficionados de la andanada 10. En conjunto, este año ha sido mucho mejor el comportamiento en el último tercio e incluso en el lanzamiento de objetos desde andanada. Pero hay que seguir trabajando en este tema.

¿Cuáles debe ser las medidas y de quién dependen?

-Dependen de la empresa, en colaboración con la Policía Foral y nuestra seguridad privada, que estuvo compuesta por seis personas. Con ellas reforzamos la seguridad en andanada, se restringió la entrada de bebidas. Pero San Fermín es complicado en este aspecto.

¿Deberían ser como en el fútbol, en el que al tirador se le prohíbe pisar el estadio durante unos años y se le sanciona con una elevada cantidad económica?

-Vendrían bien esas medidas. Todo lo que ponga en riesgo la integridad de las personas, merece medidas fuertes, drásticas.

Cambiando de tercio, la feria ha contado con un nuevo equipo de asesores artísticos de la presidencia. ¿Qué le ha parecido su labor?

-La calificaría de buena. Han tenido criterio. Una cosa quiero dejar clara en este sentido. La Casa de Misericordia no interviene para nada en el cese y nombramientos de asesores. Es cuestión de Alcaldía. Por tanto, la independencia de los asesores está fuera de toda duda.

¿Y la de los presidentes?

-También me ha parecido positiva. Un presidente se asesora del veterinario y del artístico, sus dos asesores, y decide en consonancia con esto. Se han dado orejas que yo no habría dado y yo habría concedido trofeos que se han negado. En el tema de las presidencias, soy tradicionalista y defiendo la costumbre de que presidan concejales. El quid de la cuestión está en los asesores. Si el presidente está bien asesorado, no debe haber problema alguno.

¿Merecieron las faenas de El Juli esas segundas orejas?

-El Juli se echó las dos tardes a la espalda. Dio la cara en todo momento. Tiene una gran capacidad para triunfar. Estuvo muy bien en las dos corridas de toros. Si el palco las dio, pues me parece bien.

Toros y toreros aparte, ¿cuál ha sido el aspecto más positivo de la feria?

-La feria, en conjunto, ha salido razonablemente bien. Se han visto cosas interesantes. No ha sido la mejor feria pero tampoco la peor del siglo XXI. Respecto a toros y toreros, como regla general, con sus excepciones, lo mejor, la movilidad, el motor, incluso la casta, de algunos de los toros que han salido. Respecto a toreros, ha habido varios que han estado muy bien. Y, por otro lado, destacaría ese mejor comportamiento de las peñas.

¿Y el más negativo?

-El comportamiento de algunas ganaderías, de algunos de sus toros. Las peor presentadas han sido Victoriano del Río y Núñez del Cuvillo, pero en la primera hubo dos o tres toros que embistieron; en la última, en la segunda parte, el festejo se vino arriba. En cualquier caso, ese dato como peor, la presentación de esas dos corridas.

Terminada la feria, en un artículo de opinión me refería a la necesidad de un tiempo de cambios en diversos terrenos. ¿Se debe producir alguno en la propia comisión taurina, con la incorporación de nuevas caras, con un rejuvenecimiento que aporte nuevas ideas, frescas, modernas?

-Los cambios no son malos en ningún sitio, en ningún sector, Ahora bien, utilizando su planteamiento, también podía darse en algún medio de comunicación, como el suyo, por ejemplo. En cualquier caso, la comisión taurina está a disposición de lo que decida la Junta de Gobierno de la Casa de Misericordia.

El toro, cuestionado

En el terreno de la materia prima, ¿qué ganaderías le han decepcionado?

-De presentación y de resultado, han estado por debajo de las demás las de Victoriano del Río y Núñez del Cuvillo. A la de Miura, le faltó en el comportamiento características propias del miura.

Aparte del juego y a diferencia del año pasado, la presentación de los encierros ha dejado algo que desear, no ha sido impecable. ¿Está de acuerdo?

-En algunos, sí, ha sido irregular, o mejor desigual.

En este sentido, ¿ha fallado Miguel Criado, el veedor de toros de la Casa de Misericordia?

-No porque Miguel Criado es la empresa. Siguiendo las directrices de la empresa, trae lo que hay. Si ha habido dos corridas que han bajado en presentación, esto quiere decir que el resto, el 80%  ha estado bien presentado. Y esas dos corridas, han salido los toros en tres y tres.

Como aficionado, no como presidente de la comisión taurina, ¿qué corrida no le gustó en absoluto, si es que la hubo?

-Siempre veo cosas positivas en todas las corridas de toros, aquí y en otras plazas, de Navarra y de otras provincias. No hubo una que no me gustase. Siempre surgen matices interesantes.

¿Por qué contrataron una novillada de un hierro completamente desconocido como El Parralejo, y tan nuevo que no ha tenido tiempo para acumular méritos?

-Porque tiene una procedencia importante, de Fuente Ymbro y de Jandilla. En Valencia, quedó fenomenal. En Castellón, también. Se contrató fiándonos de la procedencia.

Si estuviese exclusivamente en su mano, ¿qué ganaderías no volvería a contratar?

-No lo sé. Estas decisiones hay que tomarlas con la cabeza muy fría. Lo pensaremos y vernos cuáles son susceptibles de cambio.

Sin duda, Fuente Ymbro presentó la corrida más completa de todas. Sin embargo, ¿fue merecedora de premio?

-Sí. En este tema, quiero precisar un aspecto. La Casa de Misericordia no da ningún premio. Lo coordina y lo organiza. Hay unos jurados, completamente independientes, que deciden y que pueden optar por dejar desiertos los premios. Dicho esto, sí la considero merecedora de premio. Estuvo extraordinariamente presentada, tuvo mucha nobleza y clase, aunque es cierto que, con relación a la del año pasado, le faltó un punto de fuerza. Quitando el sexto, no sabes con qué toro quedarte de lo buenos que fueron los otros cinco, lo que da muestra de su importancia.

Y Langosta y Cotidianero, de Dolores Aguirre y El Pilar, respectivamente, ¿se hicieron acreedores del Carriquiri al toro más bravo del ciclo?

Langosta fue un gran toro. Y Cotidianero, muy bravo, protagonizó una pelea en varas muy dura y, pese a ello, embistió en el último tercio aunque se acabó pronto por el castigo que había sufrido. Me gustó mucho también el cuarto de Torrestrella. Y el sexto de Cebada fue bueno también.

Dicho de otro modo, dejarlos desiertos ¿suponía reconocer por parte de la empresa que la feria había sido mala?

-Sería un reconocimiento, pero como la empresa no decide nada…

¿Ha sido la peor Feria del Toro de lo que llevamos del presente siglo?

-Rotundamente, no. Las ha habido mejores, pero, objetivamente, decir que ha sido la peor feria es, por lo menos, exagerado.

Buena mano de obra

La feria se ha caracterizado por la ausencia de las principales figuras, excepción hecha de El Juli. Explique por qué Morante de la Puebla y José María Manzanares no han querido venir. ¿Por dinero? ¿Por el ruidoso ambiente de la plaza?

-Honradamente, lo que nos han dicho a nosotros es que Pamplona no entraba en su planificación de temporada. No llegamos a hablar de dinero. Y tampoco podemos obligar a nadie a venir. En estos dos casos, la verdad es que no hubo tiempo ni para hablar de dinero.

Aunque ya anunció que se despedía de Pamplona, ¿no es Enrique Ponce otra figura rescatable?

-Ponce dejó claro que se había despedido de Pamplona. No podemos forzar a nadie. Él tomó esa decisión y nosotros la tenemos que respetar. No se puede estar atosigando. Su decisión fue irrevocable. Ahora bien, ya sabemos que en el mundo del toro todo cambia.

¿Qué le han parecido los tres toreros navarros?

-Roberto Armendáriz me encantó, estuvo muy bien. Esa imagen saliendo a hombros con Pablo ha sido de lo más importante de la feria. Del maestro de maestros, qué decir. Nada. Como siempre, fenomenal. Y Marco poco pudo hacer, tuvo un lote con dificultades.

Francisco Marco torea el martes en Santander junto a Ponce y Castella y frente a toros de Puerto de San Lorenzo. ¿Por qué en la capital cántabra se le trata tan bien y aquí no tanto?

-Aquí le hemos anunciado en carteles similares. Tiene un gran valor y encaja muy bien en esta plaza. Pero no hay que olvidar que desde 1997 o 1998 lo hemos contratado ininterrumpidamente. En todos estos años, ha hecho de todo y ha estado donde nos ha encajado en cada momento determinado. No se puede decir que prescindimos de él. Es un torero navarro que no ha tenido mucha suerte. Qué más quisiéramos que fuera un figurón del toreo.

El cartel del 7 de julio, con dos jóvenes debutantes y muy poco rodados, ¿era digno del día grande de la ciudad de Pamplona?

-Jugamos la carta de la juventud y de dos toreros que prometían una barbaridad. Saldívar había estado muy bien en Madrid y Fernández, en Sevilla. Yo tenía una fe tremenda en esa corrida. Pero, al estar poco placeados, les pudo la plaza, el ambiente. Respecto al día 7, estamos influenciados por el devenir de la feria, y por los encierros. Fin de semana: dolores y miura. Abrir la feria con Torrestrella nos pareció adecuado. Luego hay que ir encajando a los toreros. Y pusimos a dos que podían alcanzar un gran triunfo; sin embargo, se vieron superados por las circunstancias; estuvieron valientes pero un poco ofuscados.

¿Qué toreros cree que no han estado a la altura o que han fracasado?

-De fracasos, nunca me gusta hablar. Ninguno ha fracasado. Y para estar a la altura, depende todo del toro que tengas delante.

Ferrera, Rafaelillo, Marín, El Cid, Castella, incluso Luque si me fuerza. ¿No ha habido demasiada vulgaridad en los diestros?

-No. La corrida de Miura, por ejemplo, fue complicada para estar bien. No hay que olvidar que anunciarse con Miura en Pamplona tiene un mérito extraordinario. En la de Fuente Ymbro, Ferrera se lució en banderillas y no tuvo suerte después delante del toro. Luque estuvo bien, quiso, pero la corrida llegó aplomada. Castella intentó lidiar pero no le tocó un lote bueno.

Juli aparte, quédese con dos toreros de la Feria del Toro.

-David Mora e Iván Fandiño. Claro, César Jiménez también estuvo bien con su segundo toro. Y Joselillo, lo mismo; se transforma en Pamplona. Perera toreó muy por abajo a su primero. Alberto Aguilar, no anduvo nada mal, estuvo muy suelto, fresco, dispuesto.

¿Ha llegado la hora de dar entrada en la feria a nuevas ganaderías, como Los Recitales o Prieto de la Cal, o de que regresen otras, como Murteira o Cuadri, por citar unos ejemplos?

-Algún cambio, quizá tenga que haber. Vamos a pensarlo, con seriedad y frialdad. La comisión taurina está abierta a todas las ganaderías; lo que hay que mirar es si tiene toros y cómo están saliendo sus productos por otra plazas.

Por último, ¿la feria del año que viene será de continuidad o se producirán cambios importantes?

-Decirlo ahora, a finales de julio, es algo aventurado. Intentaremos hacer las cosas lo mejor posible y lo mejor que podamos. Los cambios hay que pensarlos mucho. Romper por romper no tiene sentido. Ahora bien, está claro que debemos mejorar los puntos débiles que tenemos.

This entry was posted in Actualidad, San Fermín 2011 and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario