JOSÉ ECHEVERRÍA: “ESTOY CON DOLOR, FUE UNA COGIDA IMPRESIONANTE”

José Echeverría permance ingresado en el Hospital de Navarra. Fotografía: Carmen Remírez.

José Echeverría permance ingresado en el Hospital de Navarra. Fotografía: Carmen Remírez.

Rodeado de sus familiares, el peraltés, de 32 años, se recuperaba de la grave cornada recibida el lunes en el encierro vespertino de Peralta. Uno de los novillos se cebó con su abdomen, recuerda.

Con cara de dolor, pero sereno. El peraltés José Echeverría Armañanzas, de 32 años, descansaba ayer en una habitación del Hospital de Navarra. Había sido operado de urgencia horas antes, como consecuencia de una cogida que los peralteses tardarán tiempo en olvidar. Ocurrió el lunes, cuando terminaba el festejo taurino del día posterior a la última jornada de fiestas, que concluyeron el domingo. Uno de los novillos se fijó en él, atrapado entre una estructura metálica y el vallado. Ayer rodeado de sus familiares, recordaba la intensidad del momento.

“Fue una cogida impresionante”, indicaba, cansado. Su mujer, sentada a su lado, asentía. Ella no lo vio en directo. Sí lo hizo, en el momento de sufrirla, su hermano, Iñaki Echeverría. “Yo estaba detrás y lo vi todo. Le cogió y no le soltaba. Desde el principio se vio que le había hecho un destrozo”, explicaba.

José Echeverría, actualmente desempleado y que realiza cursos de formación, fue atendido rápidamente por los efectivos sanitarios presentes en el lugar, la plaza de los Curas de Peralta. “Le operaron y vieron que no le había afectado a ningún órgano vital, aunque ahora hay que ver cómo evoluciona”, expresaba su mujer, que quiso agradecer todas las muestras de cariño y de preocupación que han recibido en las últimas horas.

Desde la cama, el propio Echeverría quiso tranquilizar a quienes le vieron abandonar las calles de Peralta en camilla. “Estoy con dolor, pero poco a poco espero ir a mejor”.

De momento, los médicos sí les han advertido que van a pasar unos cuantos días en el hospital, donde habrá que seguir de cerca la evolución del intestino. “A ver cómo voy”, expresaba el herido. Su mujer sí quiso referirse a un vídeo que recoge el momento de la cogida y que no le ha gustado. “Si pudiera ser, pediría que lo retiraran. Son imágenes de un momento que no quiero revivir”, señaló.

Información de Carmen Remírez para Diario de Navarra.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.