PABLO HERMOSO DE MENDOZA SUMA SU ÚLTIMA OREJA EN CIUDAD LERDO

Hermoso de Mendoza recibió al que abrió plaza con ‘Regaliz’.

El cariño del público mexicano quedó demostrado en una ovación final en el centro del ruedo bajo el manto musical de ‘Las Golondrinas’. Fotografías: pablohermoso.net

Ganado: Cuatro toros de Boquilla del Carmen, bien presentados y de buen juego en conjunto.

Toreros: Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y saludos) y Diego San Román (oreja y dos orejas).

Lugar y fecha: Plaza Alberto Balderas en Ciudad Lerdo (Durango). 25 de noviembre de 2023.

Incidencias: Lleno de ‘no hay billetes’. Corrida mixta con motivo del 129 aniversario de la fundación de la ciudad. El caballero navarro recibió un homenaje con el descubrimiento de una placa en su honor y en agradecimiento a todas sus actuaciones en la comarca de La Laguna. Después, ya en el ruedo, se homenajeó al rejoneador de Torreón, Rogelio Aguilar, recientemente fallecido, gran aficionado y amigo personal del propio jinete estellés desde que comenzara su singladura por tierras mexicanas. San Román salió a hombros.

Ciudad Lerdo quizás no sea una de las plazas más habituales en las temporadas de Pablo Hermoso de Mendoza en tierras mexicanas. Apenas tres presencias con la presente, no representan una cantidad importante. De cualquier forma sí podemos considerar un público habitual el que esta tarde de despedida llenó la Alberto Balderas, porque se trataba de un público en su mayoría venido desde la cercana Torreón, desde el estado de Coahuila, donde sí que Pablo ha sido todo un ídolo y donde en la actualidad una prohibición pesa sobre la fiesta brava. Esa prohibición hizo que la plaza duranguesa de Ciudad Lerdo, apenas a media hora de coche de Torreón, tomase ese protagonismo en la fiesta de los toros en el vecino estado de Coahuila.

Pablo comenzó la tarde luciendo la prenda típica de la región de Saltillo. Un sarape sobre el hombro con el que hizo el paseíllo antes de enfrentar a su primer toro al que tumbó una oreja después de una faena sin tiempos muertos y luciendo en banderillas sobre Navegante e Ilusión. En el tercio final un gran par a dos manos sobre Justiciero y un rejón a la segunda entrada. Oreja, primer trofeo de la tarde.

En su segundo, Pablo topó con el rejón de muerte y con el descabello y así se cerró una puerta grande que ya tenía ganada por su labor desde el inicio con Nómada, pasando por el temple de Basajaun y las espectaculares piruetas con Malbec o el par a dos manos y la suerte del teléfono montando a Justiciero. Al final como siempre el cariño del público mexicano quedó demostrado en esta ovación final en el centro del ruedo bajo el manto musical de Las Golondrinas.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments are closed.