GUILLE HERMOSO LOGRA A ÚLTIMA HORA EL TRIUNFO GRANDE EN VISTALEGRE

Guillermo Hermoso de Mendoza consiguió las dos orejas del sexto de Bohórquez. Fotografías: pablohermoso.net

Su padre le cortó una oreja al cuarto y tuvo petición tras matar al que abrió plaza. Galería fotográfica.

Ganado: Seis toros de Fermín Bohórquez, bien presentados, parados, de juego decepcionante, salvo el encastado segundo y el magnífico sexto, que embistió con codicia y transmitió.

Rejoneadores: Pablo Hermoso de Mendoza (saludos tras petición y oreja), Lea Vicens (oreja y silencio) y Guillermo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas).

Incidencias: Cuarta corrida de la Feria de San Isidro. Casi lleno, de acuerdo con las restricciones de aforo por la crisis sanitaria. Se guardó un minuto de silencio por el aniversario de la muerte de Joselito ‘El Gallo’.

Comenzaron los Hermoso de Mendoza la temporada que podríamos denominar del regreso a una incierta realidad. Tras el fiasco que supuso la suspensión de Sevilla, el testigo lo tomó la madrileña plaza de Vistalegre, en el barrio de Carabanchel, donde Pablo y Guillermo volvían a pisar el albero de un coso taurino siete meses después. El más joven se llevó el triunfo grande y su padre lo rozó.

Guillermo tuvo que esperar al último toro para pasear en triunfo las dos primeras orejas de la temporada. Se encontró con el mejor toro, que tuvo fijeza, codicia y transmitió. Lo paró con Alquimista en un palmo de terreno. En el tercio de banderillas, destacaron las espectaculares hermosinas de Disparate. El joven estellés estuvo acertado con el rejón letal y cobró las dos orejas del gran toro.

En su primera intervención, se encontró con un ejemplar que se desentendía. Lo paró con Barrabás y, tras dos rejones de castigo, sacó a Disparate para intentar encelar a un astado muy agarrado al piso. Pero el toro, cada vez más parado, no colaboró. Falló con los aceros y recibió una ovación.

Su padre protagonizó asimismo una buena actuación. El que abrió plaza salió con muchos pies y Pablo lo paró sobre Jíbaro. El toro mantuvo un buen ritmo y fijeza en banderillas., tercio en el que el veterano caballero toreó de costado con Berlín y luego en cortas distancias, ofreciendo el pecho, con Índico. Mató de un pinchazo y medio rejón en buen sitio. Hubo petición, pero se conformó con saludar desde el tercio, visiblemente dolorido, tras clavarse la punta de madera de una de las farpas al doblar el toro.

De salida, el cuarto se movió a su aire. El navarro puso todo de su parte con Extraño ante un toro reservón al que había que llegarle mucho para clavar. Dejó varios palos de poder a poder a toro parado. Tras una rueda de cortas con Corsario, mató de un rejón de efectos fulminantes, que bastó para cobrar una oreja.

Por último, Lea Vicens tuvo una destacada actuación frente al encastado segundo. Toreó con Guitarra de salida, Gacela y Diluvio en banderillas, y acertó al matar con Deseado; enterró el rejón letal y fue premiada con una oreja. Lo intentó todo frente al quinto, muy aplomado, pero, además, falló a la hora de matar, por lo que el público guardó silencio.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.