FALLECE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, UN BUEN AFICIONADO A LOS TOROS

Grabriel García Márquez disfrutando de una corrida de toros.

Grabriel García Márquez disfrutando de una corrida de toros.

La última vez que se le pudo ver en una plaza de toros fue el pasado mes de febrero en la mexicana de Juriquilla, estado de Querétaro. Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura y uno de los más grandes escritores de lengua castellana de todos los tiempos, falleció ayer, Jueves Santo, en la ciudad de México a los 87 años de edad, víctima de cáncer que sufría desde hacía algún tiempo. La muerte de este grande de la literatura universal supone una pérdida irreparable la vida política y social de América Latina, además de para el mundo de la cultura en general y la fiesta de los toros en particular. Fue un gran aficionado a los toros. De hecho, realzó con su presencia en numerosas ocasiones distintos festejos taurinos de España, México y su Colombia natal. Recibió numerosos brindis de los toreros, pero quizá el más famoso fuese aquel que en Las Ventas de Madrid le dedicó José Miguel Arroyo «Joselito» en el San Isidro de 1996, momentos antes de cortarle las dos orejas a un toro de José Luis Marca. Aquella vez, precisamente, fue la última en que el maestro madrileño salió a hombros de la Monumental venteña. La última tarde que pudo verse al ilustre escritor haciendo gala de su pasión por el toreo fue este pasado mes de febrero en la plaza de toros mexicana de Querétaro, donde asistió al mano a mano que enfrentó a El Juli con Joselito Adame, que le brindó la muerte de uno de sus toros.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.