FALLECE EL DIESTRO MEXICANO JUAN SILVETI REYNOSO A LOS 88 AÑOS

Juan Silveti con su nieto, el también torero Diego Silveti.

Juan Silveti con su nieto, el también torero Diego Silveti.

En Pamplona sólo toreó una tarde, el 18 de julio de 1953, en una corrida organizada por la Asociación de la Prensa, en la que se despidió del toreo el diestro Julián Marín.

El diestro mexicano Juan Silveti Reynoso falleció a las siete de la tarde (hora mexicana) del Día de Nochebuena en su rancho de Salamanca (México), a los 88 años de edad. No pudo superar una complicación en su enfermedad que padecía desde hacía tiempo. Al parecer, un enfisema pulmonar le mantenía conectado al oxígeno desde hace varios años.

Juan Silveti Reynoso nació en la Ciudad de México el 5 de octubre de 1929 y dio continuidad a esta conocida dinastía que comenzó con su padre, El Tigre de Guanajuato o Juan sin miedo, como también se le conocía. Tomó la alternativa el 15 de enero de 1950 en la Plaza México, con Fermín Rivera de padrino y Manolo Dos Santos como testigo.

Estatuario de Juan Silveti.

Estatuario de Juan Silveti.

En España gozó de gran cartel en los años 50 y cosechó triunfos muy relevantes como su salida a hombros en la plaza de Las Ventas el 25 de mayo de 1952, al quedarse solo con cuatro toros de Pablo Romero. Confirmó su doctorado en Madrid el 17 de junio de 1951 de manos de Antonio Bienvenida y con Dos Santos de testigo.

La dinastía tuvo continuidad en sus dos hijos, Alejandro Silveti y David Silveti, “El Rey David”. El hijo de este último es Diego Silveti, el último eslabón de momento de esta saga de toreros mexicanos.

Juan Silveti Reynoso.

Juan Silveti Reynoso.

Sólo una tarde

En la plaza de Pamplona sólo hizo un paseíllo. Fue el 18 de julio de 1953, en una corrida organizada por la Asociación de la Prensa, en la que se despidió del toreo el diestro navarro Julián Marín, que le cortó las dos orejas al que abrió plaza. Completó el cartel Juan Posada, que dio una vuelta al ruedo tras despachar al tercero.

Se lidiaron seis toros de Valverde, de Salamanca. El diestro mexicano protagonizó una tarde redonda. Le cortó las dos orejas a su primero y lo mismo hizo con el quinto, al que hizo una faena muy variada tras haberlo brindado a la solanera. Cuatro orejas en total y salida a hombros junto al matador de toros tudelano.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.