ARMENDÁRIZ DIO UNA VUELTA AL RUEDO EN LA PLAZA VALENCIANA DE ALGEMESÍ

Tras el paseíllo, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de un afcionado local.

El fallo con el rejón de muerte le impidió redondear la buena faena realizada

El rejoneador Roberto Armendáriz perdió los trofeos el viernes pasado en la plaza valenciana de Algemesí por fallar con el rejón de muerte, después de haber realizado una estupenda faena.

En el citado escenario, que registró un lleno, hizo el paseíllo con los novilleros Víctor Barrio, que logró una oreja de su primero, y Emilio Huertas, que le cortó el rabo al primero de su lote y se clasificó así para la final de este prestigioso ciclo de novilladas.

Se lidiaron cinco utreros de Guadaira, bien presentados y de juego desigual aunque siempre en bueno.

El caballero navarro recibió a su utrero, tercero del festejo, sobre Zelador, montura con la que clavó un rejón de castigo y se lució en pasadas con la bandera. En banderillas, calentó los tendidos con Delirio, que brilló a dos pistas y permitió a su dueño clavar dos palos al pitón contrario, y con Zamorino, que hizo vibrar con sus ajustadas y alegres piruetas en otros dos palos.

En el tercio final, el torero de Noain optó por Trasnochador, con el que clavó tres cortas sin respiro y se adornó con la suerte del teléfono. A la hora de matar, dejó un rejón algo bajo y, tras un pinchazo, otro en todo lo alto. El utrero se aculó en tablas, tardó en caer y los ánimos se enfriaron. Por tanto, Armendáriz se tuvo que conformar con dar una ovacionada vuelta al ruedo.

Muestra de su buena actuación es la crítica publicada en el portal Mundotoro. “Armendáriz llevó a cabo la actuación más destacada de entre sus compañeros de toda la feria. Solamente el defectuoso rejón de muerte le privó de obtener trofeos”. Hasta su intervención, habían toreado en este ruedo pequeño y rectangular los rejoneadores Francisco Palha, José Manuel Mancebo y Curro Bedoya.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario