SEGUNDO ENCIERRO DE SANGÜESA: SÓLO UN CORREDOR TUVO QUE SER ATENDIDO

La manada de toros avanzó siempre compacta. Fotografía: Eduardo Buxens.

Con toros de Macua, que galoparon unidos, se apreció mayor presencia de corredores que el primer día.

El segundo encierro de las fiestas de Sangüesa dejó tras de sí un balance de un corredor herido que tuvo que ser atendido por las asistencias médicas de Cruz Roja. R.M.J., de 50 años y vecino de Pamplona, recibió una cura por erosiones múltiples en el brazo derecho. Se había caído a la entrada del callejón de la plaza, fue atendido allí mismo y dado de alta en el momento.

Este corredor es, por el momento, el único que ha sido atendido en los dos encierros que se han celebrado en la ciudad.

En la carrera, con toros de Macua, se vieron más corredores que el lunes (entre ellos César Cruchaga, ex capitán de Osasuna), y la manada corrió compacta. Completó los 500 m del recorrido en apenas un minuto y 5 segundos.

«Ha sido una carrera muy rápida. Venía delante un buey y no dejaba que nos metiéramos a su lado, nos sacaba con la cabeza», expresó José Joaquín Catalán Montes, de Huarte y 37 años, corredor habitual del último tramo.

Según destacó, «la particularidad del encierro de Sangüesa es que los astados vienen siempre muy rápido, pues el recorrido es muy corto, sin apenas una curva cerrada para frenar a los animales, y sin ninguna cuesta».

Otras atenciones médicas

Si bien en los encierros sólo ha habido, por el momento, una atención, Cruz Roja de Sangüesa, con colaboración de voluntarios de Pamplona y Mendavia, sí ha practicado otras atenciones.

En la novillada del lunes fue necesario el traslado al hospital del novillero Diego Hermosilla, tras recibir una cornada en la zona abdominal, en la ambulancia medicalizada. En la suelta posterior de vaquillas se atendió a J.S.O., de 42 años y Sangüesa, debido a un traumatismo craneal. Tras valoración por parte del equipo médico fue dado de alta en el momento.

Además, en el toro de fuego del lunes Cruz Roja realizó una atención sanitaria a J.J.C.U., de 34 años y Sangüesa, por quemaduras en un ojo. Fue necesario el traslado al centro de salud.

Texto: Aser Vidondo.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario