PABLO HERMOSO, ADIÓS AL CARNAVAL CON UNA FIESTA EN JALOSTOTITLÁN

Pablo Hermoso de Mendoza fue agasajado por las autoridades de Jalostotitlán.

Se agotó el boletaje por el anuncio del caballero navarro, quien salió a hombros junto a Calita. Imágenes: pabohermoso.net

Ganado: Dos toros de Montecristo para rejones, primero y cuarto, y cuatro de Torreón de Cañas, bien presentados y de juego desigual.

Toreros: Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas), Ernesto Javier ‘Calita’ (dos orejas y pitos) y Arturo Saldívar (silencio y pitos).

Lugar y fecha: Plaza de toros Fermín Espinosa ‘Armillita’, en Jalostotitlán, estado de Jalisco. 13 de febrero de 2024.

Incidencias: Lleno de ‘no hay billetes’. Calita y el caballero navarro salieron a hombros.

La plaza de toros de Jalostotitlán recibió a Pablo Hermoso de Mendoza como lo están haciendo todas las plazas de México, con lleno, con cariño y con muchas ganas de pasar una buena tarde de toros y poder así decir adiós a uno de sus consentidos en estas dos últimas décadas. Así se lo reconoció la propia empresa organizadora, que, tras  romper el paseíllo, le hizo entrega de un reconocimiento en el propio ruedo.

El primer toro de este regreso de Pablo a Jalos fue bueno para el público porque tuvo movilidad, pero difícil para el torero porque le costaba asentarse y no dejaba preparar las suertes y sobre todo porque se ponía siempre muy por delante de los caballos en las reuniones. Cerró la faena con Nilton, con tres banderillas cortas en el tercio antes de ejecutar la suerte del teléfono y acertar con el rejón de muerte al segundo intento. Una oreja paseó el jinete de Estella en este su primer toro.

Trofeo que sumó a los dos que obtuvo en el cuarto de la tarde, un toro de mejor embestida y que también tuvo transmisión en su embestir. Realizó una gran faena con un cierre que no careció de emoción porque a lomos de Generoso fue dejando las banderillas cortas una a una, para posteriormente culminar con un par a dos manos por los adentros y una rosa en lo alto del morrillo, todo ello redondeado con un rejonazo fulminante que hizo que pronto el toro doblase y el doble trofeo con el que cerrar sus presencias en esta plaza, cayese de manos del torero a caballo.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.