TRES ATENDIDOS, UNO CON UN PUNTAZO, EN EL 2º ENCIERRO DE SANGÜESA

Los vallados estuvieron repletos para presenciar el encierro, que dejó buenas carreras. Fotografía: Eduardo Buxens.

Los vallados estuvieron repletos para presenciar el encierro, que dejó buenas carreras. Fotografía: Eduardo Buxens.

I.G.G., donostiarra de 21 años, fue volteado por un toro de Galache en la calle Lapoblación y trasladado al hospital.

Tres ambulancias había, y las tres se emplearon tras el encierro de ayer, segundo de las fiestas de Sangüesa. De los tres atendidos, uno fue un corredor donostiarra de 21 años, cuyas iniciales son I.G.G., que fue volteado por un toro en la calle Lapoblación, casi al inicio del encierro, propinándole un puntazo en la zona interna del muslo izquierdo, y provocándole también la fractura de la muñeca izquierda. Tras una primera atención en una de las ambulancias de Cruz Roja, fue trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra.

Asimismo, hasta allí se encaminó otra de las ambulancias, en cuyo interior viajó un hombre de 70 años que tuvo que ser atendido por una caída en el tendido 4 de la plaza de toros durante el encierro. El golpe le provocó una luxación de hombro y, tras ser atendido por Cruz Roja, fue trasladado.

Finalmente, en la tercera ambulancia de las que constaba el dispositivo de emergencias de ayer llegó a la enfermería de la plaza de toros de Sangüesa el tercer atendido, un corredor pamplonés de 27 años, J.C. Según expresó él mismo, un toro le arrolló en el tramo medio de la calle Magdalena cuando se acercaba al vallado. Le provocó una contusión de rodilla. “Soy habitual de esta carrera y algún sustillo ya había tenido, pero bueno, es lo que hay. Ahora ya hasta San Fermín se ha acabado la temporada”, afirmó a la salida de la enfermería. Lo hizo por su propio pie.

Alfonso Contín, portavoz de Cruz Roja Sangüesa, reconoció que tuvieron ayer un día “movidito”. “Más vale que en estos encierros más importantes se trae una tercera ambulancia de apoyo. Si no, al haber tenido que desplazarnos con dos a Pamplona, no hubiera podido haber vaquillas tras el encierro”, dijo.

Buenas carreras

Fuera de estas tres atenciones, el encierro de ayer, con toros de la ganadería de Francisco Galache, de Villavieja de Yeltes (Salamanca), permitieron ver buenas carreras al no marchar a demasiada velocidad. “De ritmo han ido bien, y ha habido mucho corredor para lo que es Sangüesa. Eso sí, iba un toro lanzado por delante, primero por el lado derecho y luego por el izquierdo. No me ha enganchado de milagro”, indicó Javier Etxegoien, corredor sangüesino de 17 años.

Daniel Pérez, también de Sangüesa y corredor de 23 años, aseguró que consiguió meterse delante de los toros pese a que venían “a buena velocidad, con dos toros delante que se abrían a los lados y el resto en línea”. “Ha habido bastante gente, pero esperaba más”, agregó.

El de ayer era uno de los dos encierros más potentes de las fiestas, con astados que se lidiarán por la tarde en la plaza. Y eso se notó en unos vallados abarrotados y una buena afluencia de corredores.

Hoy domingo se vivirá el tercero, con toros de Peñajara.

Información de Aser Vidondo para Diario de Navarra.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.