LOS GESTORES TAURINOS, EN CONTRA DE LAS TASAS DE POLICÍA FORAL

Policía Foral en la plaza de Tafalla en un festejo del año pasado.

Policía Foral en la plaza de Tafalla en un festejo del año pasado.

Los empresarios censuran que se les quiera cobrar por una actividad que los agentes deben realizar por ley.

Los gestores de las plazas de toros existentes en Navarra no comparten la intención del Gobierno de cobrar por los servicios que presta la Policía Foral en los espectáculos taurinos con lidia y muerte.

El Ejecutivo ha previsto en su proyecto de ley de medidas tributarias una tasa de hasta 600 euros que, según han especificado desde el departamento de Interior, deberán pagar los responsables de la gestión de los cosos taurinos por cada uno de los festejos que alberguen, ya sean corridas de toros, novilladas, corridas de rejones o mixtas, con la presencia de efectivos del Cuerpo autonómico.

Los precios fijados son de 500 euros cuando los agentes actúen de delgados de la autoridad, y de 100 euros por las labores de desembarco y reconocimiento previo de las reses. La medida, como todo el proyecto normativo que la alberga, ha sido remitida al Parlamento para su debate y aprobación o rechazo.

Entre los empresarios taurinos de las principales plazas de la Comunidad foral reciben la nueva tasa con calificativos de “disparatada” o “desproporcionada”. “En un momento en el que el mundo del toro está como está y las empresas tenemos tantos problemas, meter un gasto más por un servicio que siempre ha sido una prestación de la autoridad no tiene sentido”, censura Manuel Ángel Millares, de la empresa Torosanda

y gestor del coso de Tudela, quien asegura que en ninguna otra comunidad se grava la presencia policial en los festejos. “Por si fuera poco lo que cobran los veterinarios, la protectora con la carne o Hacienda con el IVA del 21%, nos meten una tasa más. Es una puñalada que se le da a una fiesta que ya tiene problemas, ya que la gente no va a los toros aunque bajemos el precio de las entradas”.

Tudela celebra cuatro espectáculos taurinos con lidia y muerte, con sus respectivos desembarcos y controles. Así que, si la tasa llega a aprobarse en los términos ideados por el Ejecutivo foral, Villares deberá asumir el pago de 2.400 euros. “Tendremos que reunirnos las asociaciones de empresarios y veremos qué medidas adoptamos”, indica el empresario.

En el mismo sentido, Jesús Macua, responsable de las plazas de Tafalla –tendría que abonar 3.000 euros si mantiene la programación de este año– y Estella –unos 2.000 euros–, apuesta por que los gestores presenten una “queja formal”.

“Ahora mismo no son cifras asumibles porque las plazas están en pérdidas. Habrá que bajar el número de espectáculos, ya que no se puede subir el precio de la entrada. Llevamos años manteniéndolo o bajándolo, asumiendo el IVA, para atraer a espectadores, sobre todo jóvenes”, argumenta Macua, quien considera que Interior pretende “imponer” la nueva tasa. “Nosotros no solicitamos la presencia de la Policía Foral, sino que nos la manda el Gobierno por ley. Habrá que cobrar también un impuesto a vehículos, motos y camiones por la presencia de agentes en las carreteras”, señala.

En Pamplona, 6.000 euros

La tasa por el servicio de la Policía Foral le supondría a la Meca, gestora de la plaza de toros de Pamplona, un desembolso de 6.000 euros por los diez espectáculos de las fiestas de San Fermín y sus reconocimientos previos. “Si no hay más remedio, habrá que pagarla. Pero no hace gracia”, asume José María Marco, presidente de la comisión taurina. “Puede ser una vía de recaudación por las maltrechas arcas forales, pero es una tasa que se impone para una actividad que la Policía Foral debe realizar por ley. Deberán explicar su razón”.

Información de Marcos Sánchez publicada en Diario de Navarra.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.