JUAN I. GANUZA: “NO ENTIENDO QUE SE LIDIEN AQUÍ TOROS DE JOSELITO”

El capellán y el presidente del Club Taurino de Pamplona, padre Francisco Azcona y Juan Ignacio Ganuza, respectivamente.

El capellán y el presidente del Club Taurino de Pamplona, padre Francisco Azcona y Juan Ignacio Ganuza, respectivamente.

El presidente del Club Taurino de Pamplona, Juan Ignacio Ganuza, vivió ayer su tercera fiesta anual al frente de esta entidad pamplonesa.

El prsidente del Club Taurio de Pamplona, Juan Ignacio Ganza, que cerrará el próximo mes su tercer año de mandato, mira esperanzado el futuro del club taurino.

–          Va a cumplir tres años en el cargo. ¿Se ve con ganas de seguir o el tiempo pesa?

–          Hasta el año que viene tengo que seguir. En 2016, veremos. Me siento con fuerza pero tampoco estaría mal un cambio, gente nueva que se involucre un poco más.

–          ¿La entidad ha superado sus horas económicas más bajas?

–          Sí, ahora estamos muy bien, perfectamente. Renegociamos la deuda y económicamente se ha notado en sentido positivo. En cuestión de dineros, andamos ahora más desahogados. Por otro lado, contamos con veinte socios nuevos, que hacen también su aportación.

–          En este último año, ha organizado numerosas actividades. ¿Han respondido los socios?

–          Se han llevado a cabo más que ningún año. Los socios han respondido bien, pero siempre son los mismos. Me gustaría ver caras nuevas de socios por el club. Las actividades han sido un éxito de público.

–          ¿La juventud sigue siendo la cuenta pendiente del club taurino?

–          Claro. Aprobamos el año pasado no cobrar a los menores de 25 años y sólo la mitad de la cuota a quienes tuviesen entre 25 y 30 añso. Algunos jóvenes se han hecho socios pero pocos. Los nuevos han sido más personas mayores. Las ventajas antes comentadas siguen vigentes: lo digo para que los jóvenes se animen.

–          A finales del próximo mes, se celebrará la junta anual. ¿Habrá sorpresas? ¿Alguna novedad?

–          No creo. Bueno, algún cambio en la junta directiva, un par, por motivos de trabajo. En la junta expresaré mi intención de seguir haciendo actividades para que la gente se apunte. Este año, por ejemplo, hemos visitado siete ganaderías, y cada viaje a ellas ha sido un éxito de asistencia.

–          ¿Qué futuro le augura al club taurino?

–          Si seguimos así, el futuro es prometedor, pese a todas las dificultades que se le están poniendo a la Fiesta de los toros.

–          ¿Se siente querido y respaldado por los socios?

–          Sí. Con los que hablo, me transmiten que están contentos con lo que se está haciendo. Hombre, siempre hay alguno, que dice se tenía que haber hecho esto o aquello. Pero intentamos atender todas las propuestas, tener siempre en cuenta los comentarios de los socios.

–          ¿Qué le pareció ese intento de cobrar una tasa por festejo taurino, por parte de la Policía Foral, de la Consejería de Interior?

–          Mal. Que un espectáculo como los toros, que paga todos los impuestos –incluido el 21% por IVA-, tenga que pagar además por un servicio de la Policía Foral, que forma parte de su trabajo, es completamente injusto. ¿Cobra esta policía por los partidos de fútbol?

–          ¿Qué opinión le merece el plantel ganadero para la Feria del Toro de este año?

–          Me hubiese gustado mayor diversidad de encastes. Pero está el problema de siempre. Tenemos la Feria del Toro, pero queremos que vengan las figuras. Y si vienen, ya se sabe lo que hay que tragar. Debería haber entendimiento entre todos. Si queremos una feria que responda su nombre, al del toro, tendríamos que prescindir de figuras, algo que ya está pasando. Algunos toreros ya no quieren ni aparecer por aquí.

–          Los tres hierros nuevos –Escolar, Conde de la Maza y Joselito-, ¿acumulan méritos para lidiar en Pamplona?

Escolar, sí. En Madrid, siempre ha respondido y levanta expectación. Conde de la Maza, por su categoría, quizá merecía venir. Pero no entiendo lo de Joselito. Como la suya, de encaste Domecq, hay un montón de ganaderías y varias de ellas con más méritos para venir. Pero, bueno, el veedor de la Casa de Misericordia sabrá por qué lo ha hecho.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.