FALLECE GUILLERMO CENTELLES CORNEADO POR UNO DE SUS TOROS

Guillermo Centelles en su finca.

El trágico suceso ha tenido lugar a mediodía de este sábado cuando el ganadero se disponía a dar de comer a sus animales.

El ganadero castellonense Guillermo Centelles ha fallecido en su finca ‘Corral de L’Esquerrer’, en Catí, como consecuencia de una dura cornada en la pierna que ha afectado a vasos sanguíneos importantes y que le ha propinado un toro de su ganadería. El trágico suceso ha tenido lugar a mediodía de este sábado cuando el ganadero se disponía a dar de comer a los animales. Descanse en paz.

A pesar de que llegó hasta la finca un helicóptero medicalizado y las asistencias del SAMUR, los médicos sólo pudieron certificar su muerte. Actualmente la ganadería estaba en manos de su hijo Sergio Centelles.

Comienzo de la vacada

El origen de esta ganadería se remonta a los años 60 cuando el abuelo materno de Sergio y suegro del finado, Francisco Badal Pitarch, ‘El Tío Badal’, comenzó en este mundo adquiriendo ganado de Andalucía que después revendía a las calles. Hizo sociedad entonces con Nataniel Cervera Vicente hasta que llegó el momento en que cada uno siguió la aventura en solitario.

El Tío Badal acabó con el paso de los años adquiriendo una punta de vacas de Jacinto Ortega, convirtiéndose así en ganadero, afición que después heredarían sus hijos Antonio y Dolores en 1980, cuando deciden dar un paso más con el hierro de Hermanos Badal.

En 1986 se marca un nuevo rumbo en la ganadería: el nacimiento de Sergio Centelles Badal, hijo de Dolores Badal y Guillermo Centelles, que se hicieron cargo de la ganadería en solitario tras la muerte de Antonio, el hermano de Dolores. Al nacer Sergio, sus padres le regalaron el hierro de Hnos. Ramos Alfonso -hierro familiar de la actual ganadería de Daniel Ramos-, adquiriendo un lote de vacas de Marcos Núñez, añadiéndose posteriormente un lote de vacas de Baltasar Ibán.

Según informa Aplausos.es, esta rama se mantuvo sin la incorporación de nuevos animales hasta que en 2008 adquirió 25 vacas de Jiménez Pasquau y otras 25 de Joselito -los actuales hierros de El Tajo y La Reina-, ambos lotes con sus respectivas rastras. En 2010 se incorporan animales de Los Ronceles.

Dos fincas

La ganadería está ubicada en dos fincas: Corral de L’Esquerrer, en Catí, una finca de 55 hectáreas, diez de las cuales son para el manejo de toros, utreros y erales, ya que es una finca muy funcional para poder trabajar con comodidad, ya que todos los cercados están comunicados. Las 45 hectáreas restantes son monte para las vacas, donde están desde noviembre a mayo, fecha en la que vuelven a la finca originaria, La Massà, en Ares del Maestre, donde permanecen desde la primavera hasta finales de otoño. Tiene 250 hectáreas y es rica en pastos.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.