V. DEL RÍO, QUE LIDIARÁ EN PAMPLONA, SALVA SEVILLA CON UN GRAN TORO

Derechazo de Castella al cuarto de Victoriano del Río en Sevilla, un gran toro premiado con la vuelta al ruedo. Fotografía: Arjona.

Derechazo de Castella al cuarto de Victoriano del Río en Sevilla, un gran toro premiado con la vuelta al ruedo. Fotografía: Arjona.

El ganadero de Guadalix de la Sierra presentó una corrida muy desigual de presentación y juego.

El cuarto de la tarde de ayer en Sevilla, llamado Derramado, número 51, castaño, de 520 kilos, fue premiado con la vuelta el ruedo. Este hecho tapó varias deficiencias de una corrida de toros muy desigual de presentación y de juego.

Por lotes, el primero llegó muy parado a la muleta. El cuarto, por el contrario, fue un toro importante. Derramado, nº 51, castaño y de 520 kilos, fue premiado con la vuelta al ruedo por su bravura; tras pelear muy bien en varas, embistió con gran calidad, prontitud y transmisión, y además tuvo duración.

El segundo fue un toro manso de verdad. El quinto fue el más descastado del conjunto; se defendió y protestó en la muleta.

El tercero fue devuelto por su falta de fuerzas. En su lugar salió un sobrero con el hierro de Toros de Cortés. Dos orejas le cortó el peruano, a un toro de casi 600 kilos que, al principio de la faena, salió huyendo al galope buscando la zona de toriles, donde quería estar y se sentía a gusto el animal. Allí le planteó la faena. Y El sexto fue un toro mansurrón, deslucido por suelto.

Los lidiaron Sebastián Castella (silencio y vuelta tras aviso), José María Manzanares (saludos tras aviso y saludos) y Roca Rey (dos orejas y palmas tras aviso), que salió a hombros. La entrada, un lleno de “no hay billetes”.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.