RESUMEN DE LA TEMPORADA TAURINA NAVARRA (Y VII). ESCASO ‘TABACO’

Paco Ureña siguió toreando en Corella con una cornada de 15 centímetros en el gemelo izquierdo.

Paco Ureña siguió toreando en Corella con una cornada de 15 centímetros en el gemelo izquierdo.

Por fortuna, a lo largo de los 46 festejos de la temporada foral, no hubo que lamentar ninguna cornada de gravedad. Sólo un matador de toros y un novillero fueron corneados.

El diestro Paco Ureña padeció en Corella la herida por asta de toro de mayor consideración: quince centímetros en un gemelo. En la misma zona, pero de la otra pierna, la derecha, fue herido de carácter leve en San Adrián el novillero mexicano Andrés Suárez. Los demás percances fueron golpes, lesiones y heridas de poca consideración. Los sufrieron nueve personas: tres matadores de toros, dos novilleros, tres subalternos y un picador. Ésta es la relación de percances:

– 7 de julio. Pamplona. El banderillero David Peinado “Chetu”, de la cuadrilla de López Simón, resultó cogido al parear al tercero; en la enfermería fue curado de una herida de diez centímetros en la cabeza, de pronóstico leve.

– 11 de julio. Pamplona. El diestro Iván Fandiño fue cogido y duramente pisoteado por el quinto, de Torrestrella; tras matarlo, pasó a la enfermería, de donde fue trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra, para ser sometido a un escáner.

– 14 de julio. Pamplona. El diestro Javier Castaño sufrió una herida superficial en la cara tras entrar a matar al quinto de la tarde, de Miura.

– 25 de julio. San Adrián. El novillero José Antonio Heredia fue atendido por los servicios sanitarios al finalizar el festejo y recibió tres puntos de sutura en la barbilla.

– 27 de julio. San Adrián. El novillero mexicano Andrés Suárez fue atendido de una herida de seis centímetros por asta en la región gemelar de la pierna derecha, de pronóstico leve, que no requirió traslado a hospital.

– 4 de agosto. Estella. El picador Fernando Sánchez, de la cuadrilla de Javier Castaño, se produjo con una puya una herida en la nariz, que necesitó dos puntos de sutura.

-17 de agosto. Tafalla. El banderillero Fernando Galindo, de la cuadrilla de Rubén Pinar, se lastimó una mano y pasó por la enfermería.

– 15 de septiembre. Sangüesa. El subalterno Ismael González, de la cuadrilla de Juan Bautista, recibió un pitonazo y fue atendido en la enfermería de una erosión costal.

– 15 de septiembre. Fitero. El novillero navarro Javier Marín pasó por la enfermería en el cuarto toro para ser tratado por una inflamación en el pie derecho.

– 28 de septiembre. Corella. El quinto toro, de Antonio Bañuelos, le infirió al diestro Paco Ureña una cornada limpia de quince centímetros, de trayectoria ascendente, en el gemelo izquierdo. Fue intervenido con anestesia general en la enfermería de la plaza y trasladado al hospital Reina Sofía de Tudela, donde quedó ingresado.

– 29 de septiembre. Corella. El diestro Jiménez Fortes fue atendido en la enfermería de una herida superficial en el escroto provocada por el sexto, de Montalvo, tras una espectacular voltereta. Por esta razón, no pudo salir a hombros.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.