PABLO HERMOSO, PROTAGONISTA EN EL CENTENARIO DE LA PLAZA DE PAMPLONA

Hermoso de Mendoza, toreando de costado con ‘Berlín’ ayer en el espectáculo de la plaza de toros de Pamplona.

Salió al ruedo bajo una ovación, montó a ‘Berlín’ y con él ofreció una lección de toreo a caballo.

La plaza de toros Monumental de Pamplona ha comenzado a celebrar los actos de su centenario y lo ha hecho con un espectáculo de luces y sonido en el que se da un repaso en forma de videos a estos cien años de su existencia.

Una voz en off y en primera persona va relatando sus inicios, acompañando por imágenes que por primera vez en la historia de una plaza de toros, se van reflejando en sus tendidos en una retransmisión de trescientos sesenta grados y visibles de todos los puntos de la grada y la andanada. Naturalmente los tendidos están sin público, acomodándose todos los presentes en los altos de la plaza, en grada y andanada.

Después de la presentación, se proyecta un vídeo sobre los conciertos acaecidos en estos años, en los que han desfilado Dire Straits, Maná, Julio Iglesias, Alejandro Sanz, Joaquín Sabina, Miguel Ríos, entre otros muchos. Posteriormente, otro compendio de imágenes de momentos históricos de la Tauromaquia, de las personalidades que han poblados los tendidos pamplonicas en estos cien años, sus gentes, sus peñas, así como los otros usos que se la ha dado a la plaza, como una etapa de la Vuelta a España, o el encierro publicitario en el que el toro era un fórmula 1 de Red Bull.

Este espectáculo se ha programado en cuatro noches consecutivas y en cada una de ellas se cuenta con la presencia de algunos de los máximos protagonistas de estos años. De esta forma el primer día compartieron escenario central Juan José Padilla y Miguel Ríos, el segundo el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, al día siguiente día Alfredo e Iker Piedrafita, del grupo navarro de rock Barricada y el último día el protagonismo será para el encierro, representados por pastores y dobladores.

En este segundo día de celebración, y en medio del espectáculo de luces y videos, el encargado de aparecer en el ruedo fue Pablo Hermoso de Mendoza, quien, montando a su caballo Berlín y alumbrado por los focos, hizo su aparición entre una atronadora ovación, saludando al respetable y dando una vuelta al ruedo. Posteriormente, salió al ruedo un carretón y Pablo y Berlín hicieron disfrutar al público con una clase práctica de rejoneo, bajo los acordes de su propio pasodoble, sonando bajo el influjo de La Pamplonesa, acompañada por el grupo de cuerda Suakai.

Concluida la clase, Pablo bajó de Berlín y subió al estrado donde le esperaba la presentadora, Belén Galindo, para repasar juntos la relación de Pablo con el centenario coso. Pablo recordó sus inicios, que no fueron precisamente taurinos, sino en concursos de salto de obstáculos, incluso en un espectáculo que se organizaba de la serie de ‘Curro Jiménez’. Su debut en los años 80 y sus problemas iniciales con el duro piso de la plaza. Todo un repaso del taurino navarro más universal, que no pudo menos que emocionarse cuando fue preguntado por el momento más importante en esta plaza y el navarro escogió la despedida de su caballo mítico Cagancho.

Terminada la entrevista, Pablo se despidió de un público, que le obligó a dar una vuelta al ruedo, ahora andando, de despedida y a recoger el cariño de las casi diez mil personas que abarrotaban las partes altas de la plaza.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.