NÚÑEZ DEL CUVILLO, QUE LIDIARÁ EN PAMPLONA, SUSPENDE EN SEVILLA

Ceñido natural de Morante de la Puebla en la plaza de Sevilla. Fotografía: Arjona.

Ceñido natural de Morante de la Puebla en la plaza de Sevilla. Fotografía: Arjona.

Al encierro le faltó empuje a la hora de embestir y no hubo ningún toro que permitiese realizar faena grande.

Núñez del Cuvillo, que volverá a lidiar en Pamplona el próximo mes de julio, suspendió sin paliativos en Sevilla, en la corrida del Domingo de Resurrección. El encierro se lo dejó todo en fachada. Estuvo bien presentado, aunque fue muy desigual, pero ofreció escaso juego y ningún toro permitió realizar una faena de altos vuelos. En términos generales, acusó falta de raza.

Toro por toro, primero y cuarto duraron poco, y, sobre todo, el que abrió plaza mostró tendencia a huir en todos los tercios de la lidia. El segundo careció de casta y empuje. El quinto aguantó más tiempo y embistió más veces que sus hermanos; tuvo un poco más de duración, fuerza y empuje. El tercero careció de empuje para tirar hacia adelante. Y el sexto salió en la línea de sus hermanos, mostrando falta de empuje y verdad a la hora de embestir. Apuntó que quería, pero era mentira. Como el resto, llegó al último tercio sin cualidades para hacer faena grande.

Los lidiaron Morante de la Puebla (silencio tras aviso y saludos desde el tercio), José María Manzanares (silencio y saludos tras aviso) y Roca Rey (saludos y palmas).

Incidencias: Lleno de “no hay billetes”. Saludó montera en mano Rafael Rosa tras parear al segundo. Al término del paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Manolo Cortés, Pepe Ordóñez y el niño Adrián, fallecidos todos recientemente. La Infanta Doña Elena y su hija Victoria Federica ocuparon juntas sendas localidades en el palco de invitados de la Real Maestranza.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.