MUCHOS NERVIOS Y EMOCIÓN EN EL PRIMER ENCIERRO TXIKI DE SAN FERMÍN

Los niños soñaron con ser corredores.

Los niños soñaron con ser corredores.

Como en el de los mayores, se cantó a San Fermín y se lanzó un cohete anunciador del comienzo.

Los nervios en los minutos anteriores a la carrera y la emoción de los niños ante las astas de los toros de cartón fueron la nota característica del primer encierro ‘txiki’ de este año, celebrado en la cuesta de Santo Domingo de Pamplona para crear afición entre los más pequeños.
Este encierro ‘txiki’, organizado por un grupo de corredores y la Federación de peñas de Pamplona, contó con todos los aderezos del encierro que los mayores celebran en este mismo lugar de Pamplona a las ocho de la mañana.

Así, después de que los niños entonaran ilusionados los tres cánticos ante la hornacina del santo pidiendo la protección de San Fermín, se lanzó el cohete anunciador del inicio de la carrera y seis toros de cartón con ruedas enfilaron la cuesta de Santo Domingo.

Fueron cientos de niños los que, de la mano de sus padres o en sus brazos los más pequeños, corrieron ante las astas de los toros entre gritos de emoción por una cuesta de Santo Domingo abarrotada por cientos de personas que no querían perderse este acto infantil, que se celebra por quinto año consecutivo para crear ‘cantera’ de corredores del encierro.

Al llegar a la plaza del Ayuntamiento, los toros de cartón se reagruparon y, tras una breve pausa de sus porteadores para recobrar el aliento, retomaron el camino hasta regresar a las inmediaciones de los corrales de Santo Domingo.

Tras un par de pasadas de los toros en persecución de los corredores más pequeños, llegó el turno de los niños de más edad, que ya en solitario protagonizaron varios encierros emocionantes, con carreras apresuradas ante las astas muy similares a las de los mayores a primera hora de la mañana.

A pesar de las prisas de los pequeños por no ser alcanzados por las astas, no se produjeron caídas ni percances de importancia, aunque los voluntarios de la Cruz Roja vigilaban atentos a lo largo del recorrido para intervenir si hubiese sido necesario.

No obstante, en este encierro infantil, que se repetirá el próximo día 13, se notó la ayuda del santo y la Cruz Roja no tuvo que atender a ninguno de los pequeños corredores.

This entry was posted in Actualidad, San Fermín 2015 and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.