MARÍN, DE TENTADEROS EN CEBALLOS, JANDILLA, DOLORES Y ESPARTACO

Marín, primero por la izquierda, junto a Gómez del Pilar, Isabel Liooerheide y su marido.

Marín, primero por la izquierda, junto a Gómez del Pilar, Isabel Liooerheide y su marido.

El novillero navarro mató también un toro en Guadalajara, dentro de una exigente preparación de cara a su compromiso del 1 de mayo en Las Ventas.

El novillero Javier Marín es consciente de la importancia de su cita del próximo lunes, 1 de mayo, en Las Ventas, donde buscará el triunfo frente a dos utreros sevillanos de Dolores Aguirre. Y por ello se está preparando concienzudamente, especialmente en el campo bravo andaluz. Tras matar un toro de Los Bayones en Guadalajara, afrontó una serie de tentaderos que le van a servir para su primera cita de la temporada.

El periplo lo comenzó el miércoles pasado en Guadalajara, en la finca Valtaja, propiedad de Eduardo Flores, donde lidió un toro de Los Bayones. El cuatreño tuvo muchas teclas que tocar, mostró complicaciones, pero el joven cirbonero supo resolver la difícil papeleta con la muleta y lo mató de una buena estocada.

Al día siguiente, afrontó el primer tentadero de una serie de cuatro consecutivos y lo hizo en la ganadería salmantina de Miguel Ceballos, de procedencia Saltillo. Allí compartió tienta con el matador de toros Álvaro de la Calle. El joven navarro probó la bravura de dos vacas: una exigente, a la que tuvo que hacerle las cosas muy bien, y la otra con mucha calidad, tanta que le permitió bajar la mano y torear con ese temple magnífico, propio de ese encaste.

Marín, primero por la izquierdo, Borja Domecq y Alfonso Cadaval.

Marín, primero por la izquierdo, Borja Domecq y Alfonso Cadaval.

El viernes compartió tienta en Jandilla con el también novillero Alfonso Cadaval. Cada uno lidió tres eralas. Bajo la atenta mirada de Borja Domecq Noguera, hijo del célebre ganadero que ya está al frente de la vacada, al de Cintruénigo le cayeron en suerte dos con mucha calidad, lo que le permitió lucirse en faenas largas, de muchísimos y variados muletazos.

Veinticuatro horas después, Marín fue recibido excelentemente en la localidad sevillana de Constantina, en la finca Dehesa Frías, por Isabel Lipperheide Aguirre, hija de la fallecida Dolores Aguirre, que ha asumido la responsabilidad ganadera. En la plaza de tientas, el navarro se las vio con dos vacas de muy distinta condición: una mansa y la otra con mucha clase y transmisión en veinticinco muletazos, hasta pasar a orientarse. En esta jornada, también tentó Gómez del Pilar

El novillero cirbonero concluyó esta serie de tentaderos el domingo pasado, en la misma Constantina, en la finca Majavieja, propiedad de Antonio Ruiz “Espartaco”, vacada de procedencia Juan Pedro Domecq, vía Los Guateles. Muy bien auxiliado por el banderillero Pablo Simón, al igual que en los otras fincas, tentó dos buenas vacas, que le sirvieron mucho de cara a esa exigente preparación.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.