“JULIÁN E ISIDRO MARÍN HAN SIDO LOS MEJORES TOREROS DE NAVARRA”

Juan Ignacio Ganuza, presidente del Club Taurino de Pamplona, y Luis María Marín, autor del libro sobre los hermanos Marín.

Juan Ignacio Ganuza, presidente del Club Taurino de Pamplona, y Luis María Marín, autor del libro sobre los hermanos Marín.

El historiador Luis María Marín presentó en el Club Taurino de Pamplona su último libro, que recoge la vida y la trayectoria profesional de los dos matadores de toros tudelanos.

            “Los hermanos Julián e Isidro Marín han sido los mejores toreros que ha dado navarra. El primero se codeó con las principales figuras del momento e Isidro, aunque toreó menos, tenía un estilo más fino, con arte, y era una magnífica persona”, aseguró el jueves el historiador Luis María Marín Royo, sobrino carnal de los diestros citados, durante la presentación de su último libro en el Club Taurino de Pamplona, obra que ha titulado “Julián e Isidro Marín (Dos grandes toreros navarros)”.

Ante medio centenar de aficionados, Marín fue desglosando el contenido de su obra -de 366 páginas y ampliamente ilustrada con 350 imágenes-, las biografías de los dos matadores de toros tudelanos y sus respectivas trayectorias profesionales.

El mayor de los hermanos, Julián, tomó la alternativa en Pamplona, el 7 de julio de 1943 y se retiró de los ruedos diez años después. En todo este tiempo, toreó en las principales plazas españolas, y también en Venezuela, Colombia e, incluso, en Mozambique. Vestido de luces, toreó 21 tardes en Pamplona. En su ciudad natal toreó en 47 ocasiones. Y por ejemplo, en la plaza de Barcelona, en 1945, toreó siete corridas, y también fueron siete los paseíllos que hizo con Manolete.

“En 6 años toreó 161 novilladas y, a partir de 1943 y hasta 1953 que se retiró, toreó 193 corridas en España, 33 en Sudamérica e incluso África; y 84 festivales o corridas mixtas, lo que hacen un total de 310 corridas. Sumadas a las novilladas, hacen un total de 471 festejos”, indicó el escritor.

Por su parte, Isidro se doctoró asimismo en la capital navarra, el 11 de julio de 1951, y en la misma plaza se despidió del toreo diez años después, de haber vestido de luces nueve tardes en Pamplona y cortado un total de catorce orejas y dos rabos.

“En total toreó 81 novilladas, 48 de ellas con picadores; 67 corridas en España, 23 en Sudamérica y África y 54 festivales, lo que suma 225 festejos”, concretó Luis María Marín.

El libro “Julián e Isidro Marín (Dos grandes toreros navarros)” se puede adquirir en Pamplona, en la librería Gómez, al precio de 18 euros.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.