JUAN MORA RECIBE EL ALTA Y ABANDONA PAMPLONA “AGRADECIDO”

Juan Mora con su esposa, Marisa Martín Berrocal, a la salida del hospital.

Permanecía hospitalizado tras la grave cogida que sufrió en la corrida del día 14

El diestro cacereño Juan Mora, que fue cogido de gravedad en la corrida del 14 de julio, abandonó ayer por la tarde el hospital Virgen del Camino de Pamplona, donde ha estado ingresado siete días, y emprendió rumbo a casa. Se marchó “agradecido” por la atención médica y por las múltiples muestras de afecto recibidas, y con la mirada puesta en el 7 de agosto, día en que podría reaparecer en los ruedos, en Bayona.

El doctor Ángel Hidalgo, cirujano que le operó el 14 de julio en la enfermería de la plaza de sus cornadas en el escroto y en el muslo derecho, ha seguido durante esta semana la evolución del paciente. Ayer le dio el alta médica. “Se va bien, aunque un poco débil”, destacó. Se encargará ahora de seguir la evolución del torero el doctor Máximo García Padrós, cirujano jefe de la plaza de Las Ventas madrileña.

Sobre las 5 de la tarde, y acompañado por su mujer, Marisa Martín Berrocal, su mozo de espadas, Paco Sáez, y un amigo sevillano, el matador Juan Mora recogía sus pertenencias de la habitación del hospital en la que ha pasado una semana. “Me voy curado, que es lo importante, iniciando el camino de la recuperación y por mi propio pie. Las manos del doctor Ángel Hidalgo son milagrosas”, destacó Mora.

Rumbo a casa, a Madrid

Según expuso el diestro, la fecha de la alta médica se consensuó entre ambas partes. “El doctor me dijo que a partir de hoy (por ayer) me podría ir, y he decidido marcharme a casa, a Las Rozas (Madrid). Allí me seguirán mirando las heridas”, indicó.

Mora expuso que su estancia en el hospital ha ido “bien”, pero que en los últimos días ha estado “algo flojo” porque tenía anemia. “Me tuvieron que hacer una transfusión sanguínea y ya me voy recuperando”, dijo. Asimismo, destacó que las heridas en la pierna y el escroto “van cicatrizando bien”. Tras la operación del día 14, se le tuvo que coser el día 17 un punto sangrante de la zona del escroto en la propia habitación.

“Me voy con todos los puntos puestos”, señalaba ayer aún algo dolorido y sin saber exactamente cuántos le pusieron. “Son muchos, he preferido no preguntarlo. Fueron unas cornadas muy duras”.

El diestro, natural de Plasencia (Cáceres), de 49 años, casado y padre de dos niños, se mostró “agradecido” por todas las muestras de cariño recibidas en los últimos días. “Me han venido a visitar muchos amigos, principalmente de Pamplona, y también hemos tenido muchas llamadas interesándose por mi estado. Es muy reconfortante”, comentó.

Al día siguiente de la grave cogida con el cuarto toro de la tarde, Mora se mostraba esperanzado en poder torear el sábado 23 en Valencia, día en que reaparece José Tomás, pero no ha podido ser. “Es una pena. No contaba con la anemia, pero es algo que entra dentro de lo normal. Al fin y al cabo, fue una doble cornada fuerte”, apuntó.

Espera torear en Bayona

Cuestionado sobre sus intenciones en cuanto a volver a los ruedos, expresó que tiene la mente puesta en la corrida del 7 de agosto en Bayona (Francia), donde comparte cartel con José Tomás y Juan Bautista. “A ver si puede ser”, sentenció este torero que ha participado en siete ferias pamplonesas, donde ha cortado 5 orejas y salido a hombros una vez. Reaparecía este año tras estar ausente desde 1997.

This entry was posted in Actualidad, San Fermín 2011 and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to JUAN MORA RECIBE EL ALTA Y ABANDONA PAMPLONA “AGRADECIDO”

  1. Gabril says:

    Tremenda pagina. Estoy contento de haber la encontrado. Es bueno leer algo interesante

  2. Estoy ufano de ser uno de tus tantos lectorres de tu pagina. Congratulaciones por tu web

Deja un comentario