IVÁN FANDIÑO: “LA PRIMERA VEZ QUE TOREÉ EN PAMPLONA ME SENTÍ COMO FUERA DE LUGAR”

El diestro Iván Fandiño, Josetox Gimeno, presidente del club, y Néstor García, apoderado del torero.. Fotografía: Jaime Esparza.

El diestro vizcaíno repasó su trayectoria profesional en el Club Taurino de Pamplona.

El matador de toros Iván Fandiño, una de las revelaciones de este año, reconoció el jueves pasado en el Club Taurino de Pamplona que en su primera actuación en la Feria del Toro le desagradó el ambiente de la plaza. “Mi concepto del toreo es muy diferente al ambiente de Pamplona y en mi primera actuación lo noté negativamente. Me enfrenté a dos toros de Dolores Aguirre y me sentí como fuera de lugar, como que, entre mucho ruido, bocadillos y bebidas, nadie me hacía caso”.
 Sin embargo, aseguró asimismo que esta mala sensación cambió el año pasado. “Lidié a gusto dos toros de Fuente Ymbro y me encontré muy cómodo, haciendo lo que yo quería. Habrá que ver cómo me siento en mi tercera actuación en Pamplona”, aseveró el diestro.
Continuando con Pamplona, Fandiño recibió el año pasado a uno de sus toros no a portagayola sino a lo que se ha llamado “portagaonera”, suerte original que no había ejecutado en ruedo alguno. “Fue producto de largas horas de entrenamiento. Cuando me preparo, pienso en hacer cosas nuevas y me pregunto si seré capaz de llevarlas a cabo en la arena. Lo que hice en Pamplona no estaba premeditado. Con mi concepto de toreo clásico veía que no estaba llegando a la afición. Mi apoderado me dijo: ‘tienes que hacer algo para acojonar a esta gente’; entonces le respondí: ‘te vas a acojonar hasta tú” y me fui a la puerta de toriles para recibir al toro con esa gaonera”, explicó el espada vizcaíno.
El torero de Orduña realizó un repaso a la temporada que había dejado atrás y destacó la importancia que había tenido la plaza de Madrid. “Las tardes en Las Ventas, frente a toros de Carriquiri y de Cuadri, supusieron un verdadero trampolín para entrar en las grandes ferias. También la tarde de Pamplona me dio mucho. Y, finalmente, el mano a mano con David Mora en la Feria de Otoño me lanzó definitivamente”, aseguró el matador de toros.
En este sentido, su apoderado y amigo, Néstor García resumió la trayectoria de Fandiño en Las Ventas. “En seis tardes, ha cortado cinco orejas y ha sufrido nueve volteretas, cifras que han hecho cambiar la situación. Ahora, ya no llamo a los empresarios para que contraten a Fandiño; me llaman ellos”, afirmó el representante.
Sangüesa, muy especial
García se refirió también a la Feria de Sangüesa, a una localidad que apoyó a Fandiño desde sus inicios como matador de toros. “Este año no iremos, pero volveremos a Sangüesa, sabiendo el dinero que hay que en esa plaza. Es un lugar que se ha portado siempre estupendamente con nosotros y nunca hay que olvidar el pasado”, reconoció el apoderado.
En este sentido, Iván Fandiño fue claro, tajante. “Estoy eternamente agradecido a Sangüesa porque apostó por mí cuando yo no era nadie en el toreo. Por eso, volveré a torear en esa plaza, porque es de bien nacidos ser agradecido”, concluyó el diestro.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.