HERMOSO LOGRA LA MEJOR ENTRADA EN NUEVO PROGRESO DE GUADALAJARA

Hermoso, sobre 'Carmona', clava una corta en la plaza mexicana de Guadalajara. Fotorografía: pablohermoso.net

Hermoso, sobre ‘Carmona’, clava una corta en la plaza mexicana de Guadalajara. Fotorografía: pablohermoso.net

Al igual que Joselito Adame, cortó una oreja en un festejo en el que brilló la calidad de su toreo.

Ganado: Seis toros de Los Encinos, primero y cuarto para rejones, de juego dispar, con el cuarto premiado con arrastre lento.

Toreros: Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y oreja), Joselito Adame (oreja y silencio) y El Payo (palmas y silencio).

Lugar y fecha: Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, estado de Jalisco (México). 26 de febrero. Más de tres cuartos de plaza.

Vigesimosegunda actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en la plaza de toros de Nuevo Progreso de Guadalajara, junto con la México y Aguascalientes, la más importante y exigente de la República Mexicana. Una tarde buena para el toreo en la que Pablo volvió a protagonizar la entrada más fuerte de público de toda la temporada en este coso. Impresionante el tirón que continúa teniendo el jinete en tierras aztecas y que desde luego es porque a nadie defrauda con su toreo.

Ante su primero, tras una faena merecedora de trofeos ante un toro con mucho que torear, el navarro pinchó varias veces echando por tierra la buena labor ejecutada con anterioridad.

Consiguió triunfar en el cuarto, una oreja de las de Guadalajara que no es moco de pavo y lo hizo tras otra gran lección de toreo cadencioso, despacioso y aprovechando muy bien las cualidades del toro. El astado tenía muy buen son y lo demostró desde los inicios de la lidia cuando se enceló en la cola de Alquimista y se dejó torear en redondo. Luego vino un nuevo “show” de Disparate. Increíble el caballo templando el buen galope del toro. La hermosina reventó los tendidos y la gente se entregó al buen hacer de un Disparate pletórico una tarde más. Cambió para matar y montó a Manizales con quien clavó el primer rejón en una banderilla, enterrando el segundo intento hasta la bola y haciendo que el toro rodase sin puntilla y de forma espectacular. Lástima de pinchazo en palo; sin él, el caballero navarro habría cobrado las dos orejas del muy buen toro, que fue premiado con arrastre lento.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.