EL GANADERO BAIGORRI LIDIARÁ EN 2016 5 NOVILLADAS, DOS DE ELLAS PICADAS

Serranito torea con la diestra a la tercera erala del tentadero, la mejor de las cuatro.

Serranito torea con la diestra a la tercera erala del tentadero, la mejor de las cuatro.

En la pasada temporada, recogió premios en Peralta, Lodosa, San Adrián y Nájera.

El ganadero navarro José Antonio Baigorri, propietario de Ganadería de Pincha, ya tiene diseñada la próxima temporada, en la que intentará mantener la regularidad alcanzada este año en las dos novilladas picadas y otras tres de erales que lidiará. “La camada para el año que viene es algo más corta; se compone de catorce utreros y una decena erales, todos ellos marcados con el hierro de Ganadería de Pincha. Además, igual que en años anteriores, estaremos presentes en unos veinticinco pueblos con reses marcadas con el hierro de El Tolco, el que utilizo para los festejos populares”, explicó el criador de bravo.

Las dos novilladas picadas irán destinadas a Peralta, con toda probabilidad, y a una plaza francesa u otra cercana a Navarra. No hay que olvidar que tuvo la posibilidad de lidiar el año próximo en Pamplona. “Estoy muy agradecido a la Casa de Misericordia por la confianza depositada en mí. Pero he preferido optar por la prudencia, ver los resultados de la próxima campaña y, si son satisfactorios, debutar en Pamplona en 2017”, reconoció Baigorri.

Utreros con fundas

Respecto a la temporada que ha dejado atrás, Baigorri la calificó de muy positiva. “Estoy muy satisfecho, sobre todo por la regularidad que ha mostrado mi ganado en todos los festejos. Con utreros, nos llevamos todos los premios en Peralta, el trofeo al novillo más bravo de la feria en Lodosa y en la plaza leonesa de Valencia de Don Juan los tres rejoneadores cortaron ocho de las doce orejas posibles y salieron a hombros junto a mi mayoral, Francisco Hidalgo”, indicó el lodosano.

Semental con fundas en los pitones de Ganadería de Pincha en la finca lodosana El Ontanal.

Semental con fundas en los pitones de Ganadería de Pincha en la finca lodosana El Ontanal.

Con erales, se llevó el premio a la mejor novillada de San Adrián y al mejor novillo en Nájera, en una temporada en la que comenzó a poner fundas a los utreros. “Tienen el inconveniente del manejo del ganado. Pero son mayores las ventajas: se impide el desgaste de pitones, se previenen accidentes entre los novillos, a los que tienes que manejar menos para curar heridas y cornadas”, aseguró el propietario de Ganadería de Pincha.

Por tanto, el año que viene, si nada se tuerce, lidiará dos novilladas picadas y otras dos sin picar con el hierro titular, el de Pincha, y otra de erales y dos becerradas con el de El Tolco, todas ellas con un mismo objetivo. “El objetivo es mantener la regularidad en cuanto al juego del ganado y si se pueden recoger más premios, mejor. Estoy muy esperanzando ya que la eralas que he tentado hasta ahora, que son hermanas de camada de los utreros para 2017, han dado unos resultados magníficos”, concluyó José Antonio Baigorri.

Tienta con aroma maño

El ganadero navarro realizó el sábado pasado estas declaraciones, tras un tentadero protagonizado por dos matadores de toros zaragozanos, Ricardo Torres y Paúl Abadía Serrano “Serranito” y por el picador tudelano Juan Manuel Sangüesa.

Todos ellos se las vieron con cuatro eralas de Ganadería de Pincha, que resultaron bravas en el caballo y estupendas en la muleta por su nobleza, fijeza, transmisión y duración.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.