EL ENCIERRILLO Y EL ENCIERRO DE ESTELLA CASI SE SOLAPARON

Durante el encierro, las vacas saltaron sin problemas la barricada de la cuesta de Entrañas Fotografía: Montxo A. G.

Durante el encierro, las vacas saltaron sin problemas la barricada de la cuesta de Entrañas Fotografía: Montxo A. G.

Dos jóvenes tuvieron que ser trasladados al Hospital García Orcoyen.

Tan solo diez minutos de diferencia separaron ayer el último cohete de la bajada de la ganadería Ángel Macua hacia el corral de la calle Espoz y Mina, de la señal de salida hacia la plaza de toros. Debido a la retención y el zarandeo de varias reses por parte de muchos mozos en la cuesta de Entrañas y la avenida Yerri, el encierrillo de las 8 de la mañana se prolongó 50 minutos. La primera vaca llegó al corral del barrio San Miguel a las 8.43 horas acompañada de otras tres, mientras que las dos restantes volvieron sobre sus pasos hasta la plaza de toros, donde finalmente se optó por encerrarlas.

El pastor Lontxo Urra Zubitur etiquetaba este encierrillo de “vergonzoso. Que las vuelvan un poco, vale. Pero ya tanto cansa y los animales sufren”. En contraposición, el encierro de las 9.00 duró 4’ 20’’. En esta ocasión, la barricada que despliegan los jóvenes en la cuesta de Entrañas no pudo detener a la ganadería, que marchó hasta la plaza de toros sin obstáculo alguno.

Vaquillas

Beñat Izaguirre Ferro realizó ayer varios recortes. Fotografía: Montxo A. G.

Beñat Izaguirre Ferro realizó ayer varios recortes. Fotografía: Montxo A. G.

Cuando las cuatro reses finalizaron el recorrido, las gradas del coso estellés se encontraban a rebosar de lugareños y otros muchos procedentes de fuera que pernoctaron en la ciudad. De las cinco vaquillas que sacaron, en un festejo presidido por el edil Ricardo Gómez de Segura, una repitió e intentó saltar para escapar del ruedo, aunque sin éxito.

Beñat Izaguirre Ferro, de 20 años de edad y natural de Tolosa, sufrió algún que otro revolcón en la arena por parte de varias vaquillas, pero a la vez animó a toda la plaza, lo que le valió el premio de 100 euros en metálico al mejor recortador no profesional del día.

Dos trasladados

Según informó ayer Cruz Roja, tuvieron que ser trasladadas durante el encierrillo dos personas al Hospital García Orcoyen de Estella. Una de ellas fue evacuada del recorrido debido a que sufrió una contusión craneal y perdió la consciencia. La segunda persona sufrió un ataque epiléptico. Además, hubo un leve corte en una ceja, aunque el herido llegó al centro de salud por su propio pie.

Información de María Puy Portillo para Diario de Navarra.

This entry was posted in Actualidad and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.